Utilización de cookies propias y de análisis

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.

Cómo configurar Aceptar
8 de agosto de 2017 - Noticias
Una apuesta por la arquitectura sostenible, Enric Ruiz-Geli

El arquitecto y fundador del estudio Cloud9, Enric Ruiz-Geli, explicó su iniciativa de trasladar lo digital al mundo real, y defendió una arquitectura que apueste por la sostenibilidad y que se base en la investigación de nuevos materiales. Ruiz-Geli enfatizó la importancia de crear edificios productores de energía y explicó lo que él denomina “New Green Deal”, que pasa por un proceso de curación de los edificios enfermos y por la construcción de nuevos edificios bajo la premisa de que se trata de organismos vivos, que se transforman y que deben retroalimentarse, gracias a la fusión de la alta tecnología, el diseño y la sostenibilidad.

Habló de la necesidad de proyectar jardines verticales, de diseñar edificios con dobles pieles, molinos de vientos o placas solares. “La primera razón de cambio climático es la arquitectura. Los edificios producen el 40% de la emisión de Co2 a la atmósfera. Los coches son la tercera razón”, afirmó Ruiz-Geli.

Para explicar todo el proceso arquitectónico basado en la energía sostenible hizo referencia a su último proyecto, el edificio MediaTIC, en Barcelona, que ahorra el 75% de la energía. Se trata de un edificio innovador, sobre todo en lo que atañe a la iluminación y control térmico, que hace uso de las energías limpias de forma que aumenta la ecoeficiencia reduciendo su consumo gracias a un diafragma de cojines de ETFE que se abren y cierran según el sol que perciba. Por ello, hay cuatro fachadas, ya que las condiciones solares en cada una son diferentes.

Para el arquitecto catalán, la arquitectura debe apostar por la creación de edificios autónomos, independientes, que sean a la vez productores de energía y almacenes de la misma. “De esta manera contaríamos con una red de edificios inteligentes que dotarían de energía a las ciudades”, concluyó Ruiz-Geli.

Para él, tanto la arquitectura como la creatividad deben de someterse a procesos de renovación y de cambio para mejorar. “En arquitectura, las grandes empresas ya demandan edificios tecnológicos, es una realidad que está encima de la mesa y a la que hay que darle solución lo antes posible”.

Para concluir su intervención recordó a los asistentes que la principal diferencia entre otras disciplinas y la arquitectura es que ésta es una obra cuyo trabajo está a la vista de todos. “Es una celebración que todo el mundo puede admirar”.