I. Perez

Comunicación. Nacional.

Valiente, inconformista, atrevidx y eficaz. No hay un reto que se me resista. Tengo 7 años de experiencia en comunicación estratégica en 3 países, trabajando con clientes en distintos sectores. Pero, sin haberlo planeado, me he especializado en tecnología disruptiva.

Idiomas

  • Gallego Alto
  • Portugués Medio
  • Inglés C2
  • Francés B2

Herramientas

  • SproutSocial Programación
  • Later Programación
  • InDesign Diseño
  • Hootsuite Programación
  • Canva Diseño
Portfolio

Escuela de Música es una startup española. Vinieron a Clover en busca de una campaña de relaciones públicas y earned media relations para darse a conocer. Nuestra campaña superó los objetivos establecidos en un 160%.

Formación

Formación

Experiencia laboral

Experiencia laboral

Concursos y premios

Concursos y premios

Formación

Formación

  • 2020 - 2020

    Communication Science, Persuasive Communication

    Máster - University of Amsterdam
  • 2016 - 2019

    Strategic Communication

    Grado - Lipscomb University
Experiencia laboral

Experiencia laboral

  • 07/2020 - Actualidad

    Freelancer

    Comunicación - Junior - Clover Strategic Communications
  • 09/2020 - Actualidad

    Marketing And Public Relations Consultant

    Comunicación - Junior - Kredo Consulting
  • 07/2019 - 07/2020

    Account Executive

    Ejecutivo de cuentas - Junior - The Bulleit Group
  • 09/2018 - 07/2019

    Public Relations & Social Media Manager

    Comunicación - Junior - Rayce PR & Marketing
  • 09/2018 - 12/2018

    PR Intern

    Comunicación - Prácticas - MP&F Strategic Communications
Concursos y premios

Concursos y premios

Inquietudes

Siempre busco una vida tranquila, pero la tranquilidad me cansa. Quiero trabajar en proyectos excitantes, no aburridos. Quiero trabajar duro, siempre con pasión. Quiero traer a la vida las ideas más alocadas. Quiero reír mientras trabajo. Y mientras esperamos la entrega de premios, tomarnos unas cervezas.

Experiencias fuera del sector

También trabajé como barista en Starbucks durante un año—¡y no, no hay un menú secreto!