Es uno de los estrategas de marca de mayor éxito en el mundo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en agencias como JWT, Havas y Fallon, trabajando para clientes como Dos Equis, Arby’s, Cadillac, Charles Schwab, Cheerios, Unilever y Volvo. Una labor que ha sido reconocida con varios premios Effie y APG (Account Planning Group). También ha sido chief creative officer en General Mills, entre 2014 y 2017.

Actualmente, Michael es presidente de Assembly Media, que ha sido nombrada Agencia del año por Ad Age y líder en el informe anual de Forrester. Desde ese puesto, dirige los equipos de estrategia, planificación, analítica y desarrollo de contenidos de la agencia.

Inicialmente, su trayectoria transcurrió por el mundo de la política e incluso del espectáculo. Y hasta llegó a vender té en China. Cuenta que, tras graduarse con matrícula de honor en estudios victorianos, se percató de que su madre tenía razón: era inútil profesionalmente. Lo que le convirtió en un candidato perfecto para trabajar en política, dice. Después de viajar por Estados Unidos llenando sobres y colgando carteles para ayudar a los candidatos a ser elegidos en el Congreso, tuvo la oportunidad de trabajar en Washington DC para la Cámara de Representantes. Pero pronto se cansó y se fue a Nueva York, donde trabajó como ejecutivo de publicidad, por el día, y como cómico, por la noche.

Su primer libro, Stop making sense: the art of inspiring anybody, fue publicado el pasado mes de julio y ya va por su tercera edición. También ha escrito para Harvard Business Review.

c de c 2020

26 marzo. 12:20