Burning Man, un oasis de creatividad en el desierto de Nevada.

Scroll

Jenn Sander, responsable de innovación global y nuevas iniciativas de Burning Man, estuvo en el c de c 2019 para contar en qué consiste este curioso evento que cada año se celebra en el desierto de Nevada, en los Estados Unidos. “Cuando llegué por primera vez a ese desierto”, comenzó a explicar Sander, “me encontré con un oasis de creatividad. Un experimento socio cultural gigantesco. Una ciudad donde se mezclan todo tipo de prototipos y mucha creatividad. Y a la que acuden 75.000 personas todos los años. Los asistentes montan todo tipo de esculturas, coches artísticos, vehículos mutantes y otras creaciones, cualquier cosa que puedas imaginar con la que poder experimentar e interactuar.  Y después de una semana todo desaparece”.

Burning Man comienza el último domingo de agosto y finaliza el primer lunes de septiembre, con un evento final que consiste en hacer arder la enorme efigie de madera que representa «The Man».

Sander contó que este festival nació en 1986, en Baker Beach en San Francisco para celebrar el solsticio de verano. “La playa se quedó pequeña, y hubo que buscar otro lugar. Surgió entonces la idea de crear una ciudad que surgiera de la nada en el desierto y que desapareciera por completo una semana después. Al principio todo fue bien. Sin embargo, con el tiempo la cosa se les fue un poco de las manos y hubo que poner un poco de orden. Fue en 1996 cuando se decidió crear una organización y un sistema de entradas. Todo lo que entrara en la ciudad tenía que ser creativo y artístico. Y también establecer unos principios que rigieran a la comunidad”.

Diez principios

Entre los diez principios establecidos para que hubiera un poco de orden en la comunidad, la ponente destacó algunos. “Un principio fundamental”, señaló Sender, “es la desmercantilización. Que la comunidad se base en sus propios recursos.  Se trata de pensar en cómo estar en el mundo de forma sostenible. Otro de los principios es la participación, uno de los que más me gustan. La inmediatez es tal vez el principio mas confuso. Vivir aquí y ahora sin pensar en el pasado o en el futuro. La responsabilidad cívica es otro principio. Y así, hasta diez. Si combinamos todos los principios que rigen este evento con el juego lúdico es cuando surge la creatividad. Tenemos que ser curiosos, jugar, perder el tiempo… La innovación en nuestras vidas a veces es hacer las cosas sin razón.  Y además jugando se crean nuevas conexiones en el cerebro”.

También contó que hoy en día Burning Man no solo se desarrolla en Nevada. Actualmente existen 68 eventos regionales similares en todo el mundo. “Burning Man es un catalizador para un tipo de ciudadanía a la que le gusta implicarse. Es una ciudad construida por todos. En 1996 vivíamos en una sociedad muy lineal, por eso surgió Burning Man. Y dentro de él, el movimiento maker, basado en el trabajo de co-creación.  Un movimiento que está llevando la innovación a las ciudades y que persigue liberar a la gente de las tareas diarias que merman la creatividad y la imaginación. En Burning Man creemos que esta cultura de la creatividad tiene que volver a la sociedad. Que es un modelo que ofrece muchas oportunidades. Y que deberíamos hacer lo mismo en el mundo para poder vivir mejor”.

Una pequeña entrevista

Como colofón de la charla, Miguel Olivares, director creativo y cofundador de La Despensa, y asistente habitual a Burning Man desde hace unos años, intervino para hacerle algunas preguntas a la ponente:

¿Cómo nos puede inspirar vuestra cultura?

Nuestro objetivo es inspirar a las personas para que vivan como en nuestro evento.

¿Cómo proteger ese espíritu del Burning Man?

Lo fundamental es mantener las raíces. Pero también dejar crear cosas nuevas.  Siempre y cuando se mantengan esos principios que rigen la comunidad.

¿Qué estáis haciendo para conectar con las personas fuera del festival?

Estamos explorando cómo hacerlo. La gente que acude al Burning Man está muy interesada en las experiencias que allí se desarrollan.

¿Cómo trabajáis con esa red para que se respete la cultura del evento?

Es la gente la que lo hace. Nosotros ayudamos en lo que podemos. Cumplir con los principios no es fácil. Es muy inspirador ir a Burning Man y ver cómo, cuando termina, no queda ni un resto de basura.

¿Como convencerías a la gente de aquí para ir al Burning Man?

Yo trabajaba en Londres y no estaba interesada en ir a festivales. Pero sí me atraía en cambio la idea de la co-creación creativa. El cómo llegar a hacer cosas sin tener un titulo o ir a la universidad. Eso es lo que me atrajo de este festival.

 

 

Play

Jenn Sander en el #cdec2019 | Kursaal San Sebastián 28 · 29 · 30 de marzo 2019

Comparte38 min

Jenn Sander

Jenn Sander en el #cdec2019 | Kursaal San Sebastián 28 · 29 · 30 de marzo 2019