“Lo que le falta a la industria española es valorar el trabajo creativo”, José Gamo | Not a conference.

Pro Europe-Lab: Debate sobre la situación actual de la industria y los retos, problemas y amenazas a los que se enfrenta | Not a Conference

Scroll

En Pro Europe-Lab, varios profesionales del sector —Eva Santos (Proximity), José Gamo (JWT), Quico Vidal (Nadie), Juan Santacruz (Espadaysantacruz) y Pablo Rubio (Erretres)– debatieron sobre la situación actual de la industria y los retos, problemas y amenazas a los que se enfrenta.

Quico Vidal señaló que “la cultura (y la creatividad como parte de ella) está hoy en día infravalorada” y criticó el hecho de que no haya espacio para los seniors en la industria creativa. “España ha sacrificado a los mayores”, apuntó en este sentido.

Pablo Rubio destacó como problema el que cada vez se valore menos el talento. “A pesar de que los españoles tenemos fama de creativos, en arquitectura, arte, diseño… sin embargo, cada vez se paga menos por ello”, dijo.

Eva Santos, por su parte, afirmó que el origen del problema está en el escepticismo de la sociedad. “No se cree en las ideas. En España hemos cogido manía a las ideas y no reconocemos su valor”. Como apunte positivo, añadió que “la creatividad tiene que ver con la agilidad y aquí es un valor que se tiene”.

En opinión de Juan Santacruz, el principal problema de la industria radica en que separamos la idea de su materialización y eso ralentiza mucho la capacidad de producción y de ser creativos. “Lo más interesante de nuestra sociedad”, añadió, “es que nos gusta saltarnos las reglas, ese es nuestro mayor valor como creativos. Los creativos españoles tienen mucho talento: son ágiles, saben saltarse los protocolos, y son capaces de realizar grandes trabajos con poco presupuesto”, apuntó.

Para José Gamo, “lo que le falta a la industria española es valorar el trabajo creativo”. Aún así, quiso señalar que “después de la crisis ha surgido una nueva forma de creatividad muy interesante que puede plasmarse en un hashtag, en una aplicación o en un spot. Porque las ideas por si solas no sirven para nada. Tienen que estar vinculadas a su plasmación final”, dijo.

Para llegar al nivel de otros países, los participantes de este encuentro señalaron que era necesario contar con gestores mejor formados, empresas que piensen en el futuro y que los creativos sean formados en una visión más holística de la creatividad y la empresa.

“Los creativos necesitamos cuestionarnos muchas cosas que forman parte de nuestra profesión”, señaló Vidal.

“En España hay mucha multinacional. Y faltan estructuras empresariales en las agencias. No hay tejido empresarial”, apuntó Pablo Rubio.

Para Quico Vidal, “en España tenemos una hiperformación pero muy poca cultura creativa. Hay que apagar el ordenador y escuchar más. Tratar de romper, de ser más radical…”.

“Aquí es muy fácil encontrar perfiles técnicos pero pocos que sepan interpretar el mundo y ofrecer soluciones a los clientes o usuarios. Necesitamos perfiles con amplitud de miras y base cultural tremenda aunque a veces son difíciles de encajar en estructuras convencionales”, señaló Pablo Rubio.

En opinión de Eva Santos, “un buen creativo tiene que saber diferenciar una idea de una técnica y que las ideas le tienen que gustar a la sociedad, al público al que se dirige”.