“Ser relevante tiene que ver más con la convicción que con la innovación”.

 

 

Scroll

Rei Inamoto, consultor de innovación y ex director creativo ejecutivo en AKQA, participó en la última jornada del c de c 2019 con una ponencia en la que habló de sus aprendizajes a lo largo de estos años. Y en la que ofreció algunos consejos aderezados de historias personales.

Inicio su intervención contando una anécdota que estuvo a punto de impedir su presencia en el Kursaal. Cuando llegó al hotel en San Sebastián, se dio cuenta de que se había olvidado el portátil en el avión. Y cuando bajó a la recepción del hotel a pedir ayuda le dijeron: “Esto es España, no Japón”, refiriéndose a que las cosas no iban a ser tan ágiles como él pretendía.

Recordó entonces la cena de bienvenida a la que asistió la noche anterior. “Hace 12 años también estuve en Arzac. Tenía unos recuerdos muy nítidos de mi anterior visita al restaurante. La experiencia había sido entonces tan buena como la de ayer”, apuntó.  Contó que Elena Arzac le había comentado que le interesaba mucho el mundo de la creatividad publicitaria, que tenía muchas cosas en común con su trabajo. “Un eje común en cualquier sector creativo es la idea de crear algo memorable en la mente de los demás. Si no eres memorable, no vas a ser relevante para los demás”, señaló Inamoto.

Y a este respecto, comentó: “Los creativos vivimos en el peligro constante de convertirnos en irrelevantes. Siempre tengo ese miedo. ¿Cómo podemos seguir siendo lo más relevantes posible? Muchas veces hablo de innovación. Pero estoy un poco harto de esta palabra, se ha utilizado mucho. Es como un cajón de sastre, tiene tantos significados que ya no significa nada. No voy a hablar, por tanto, de innovación. Sino de mi historia personal, de mi experiencia”.

Una fábrica de muebles sostenibles

Contó que había nacido en Japón y que de niño se trasladó con su familia a Suiza y después a Estados Unidos, donde fue a la universidad. Relató también la historia de su padre. “Mi padre fundó una empresa de muebles. Sin embargo, en su etapa universitaria estaba muy interesado en la física nuclear y cuando hizo su postgrado descubrió que para crear una planta de energía nuclear eran necesarios millones de dólares. Y que, en cambio, una sola hoja era capaz de hacer el mismo proceso por sí misma, sin necesidad de tanta inversión. Decidió entonces dejar la física nuclear y dedicarse a fabricar muebles de forma sostenible.  Fomentar la vida sostenible a través de la fabricación de muebles. Y en su trabajo fue generando filosofías muy sencillas: una bellota por niño, para que se convirtiera en un roble, en un mueble. Un cuenco, una casa… Filosofías que guiaban su empresa”.  Una historia que le llevó a su primera recomendación:

1) Ten una convicción. Cree en ella.

A continuación, contó que cuando estudiaba en la Universidad de Michigan conoció a un diseñador que utilizaba un código para crear arte. “Me dijo que debía mejorar la tipografía y aprender a programar”. Después de graduarse volvió a Japón donde fue aprendiz de un creativo y diseñador de publicidad. Más tarde comenzó a trabajar en R/GA donde se encontró con un primer muro, la lengua inglesa. Tres meses después, llegó el siguiente obstáculo. El jefe, la persona que Inamoto pensaba que iba a ser su mentor, dejaba la empresa. “Me di cuenta de que la creatividad no solo es lo que haces sino también cómo te expresas. Desde entonces, la industria creativa ha cambiado mucho. Está pasando a una nueva fase. Es la creatividad de la nueva economía. En el siglo XX estaba reservada para los creativos, hoy está disponible para más personas. Pero la base sigue siendo la misma

– Claridad en las ideas.

–  Maestría/conocimiento.

–  Dominio del entorno y tenacidad.

– Humildad. “Aquí hemos fracasado porque seguimos siendo muy arrogantes”, bromeó. “Hoy con la tecnología la creatividad no es exclusiva de los creativos publicitarios, por eso tenemos que ser humildes”, añadió.

– Diversidad. “Gracias a la democratización de la tecnología y a la conectividad todo es más diverso que hace años. Ahora nos conectamoscon personas muy diferentes”.

Todo ello derivó en la segunda conclusión:

2) Detecta tus fortalezas (para ver qué puedes ofrecer a los clientes). Y si no las encuentras convierte tus debilidades en ellas. “Yo mismo lo hice. Como no hablaba bien inglés me explicaba de forma muy sencilla. Frases cortas con las que quedaba muy claro mi mensaje”.

También contó que en 1999 una persona de Microsoft le dijo que dentro de 20 años su trabajo de diseñador ya no existiría. Que lo haría una máquina. “Las maquinas pueden hacer lo mismo que los humanos, pero más rápido. Si dejamos que las maquinas aprendan acabarán siendo mejores que los seres humanos. Hay estudios que vaticinan que muchas profesiones desaparecerán en el futuro: los contables, camareros, cocineros, incluso los médicos y programadores. Serán sustituidos por máquinas. Creo que las maquinas pueden hacer casi todo. Pero nosotros, los humanos, somos mejores que ellas en ciertas cosas. Y si somos capaces de mejorar nuestro desempeño en las tareas, de crear otras nuevas y perfeccionarlas, podremos conservar nuestros trabajos y profesiones”.

Por tanto:

3) Sé optimista. “Si podemos mantener el optimismo podremos seguir adelante. Ser relevantes como sector tiene que ver más con la convicción que con la innovación. Con convertir una debilidad en una fortaleza y con ser optimistas”.

Inamoto finalizó su intervención con la siguiente reflexión. “Según avance la tecnología, todo será más cómodo y eficiente. Pero si pensamos en la empatía y la tenacidad de Silvia, la persona del hotel que logró encontrar mi portátil llamando a la empresa de limpieza de aviones, llegaremos a la conclusión de que la magia es más importante que la lógica. Que como seres humanos podemos hacer magia. Y que si seguimos haciendo magia seguiremos siendo relevantes”.

Play

Rei Inamoto en el #cdec2019 | Kursaal San Sebastián 28· 29 · 30 de marzo 2019

Comparte54 min

Rei Inamoto

Rei Inamoto en el #cdec2019 | Kursaal San Sebastián 28· 29 · 30 de marzo 2019