El cineasta Rodrigo Sorogoyen, ganador de varios premios Goya y único candidato español a un Óscar este año, acudió al c de c 2019 donde fue entrevistado por el periodista Carlos del Amor, jefe adjunto del Área de Cultura de Televisión Española. Este es un extracto de su conversación:

Carlos del Amor.- A los spots se les llama películas. ¿Qué opinas?

Rodrigo Sorogoyen.- “Tiene su lógica puesto que es una historia audiovisual que se cuenta, eso sí, en menos tiempo. De hecho, hay piezas de 20 segundos que son mucho más interesantes o emocionales que algunas películas de 90 minutos”.

C.A.- ¿Cómo es la promoción en Hollywood?

R.S.- “La única forma de ganar algo es hacerte visible. Muchas veces es una cuestión de pasta. Hicimos todas las entrevistas que pudimos, pero tenía claro que no íbamos a ganar. Los Ángeles estaba empapelada de Roma, por ejemplo. 20 millones de dólares invirtieron en la campaña. Yo creo que es una película sobrevalorada. También que un Óscar se compra en el 90% de los casos. Sin ninguna duda. Con respecto a Madre, estamos dándole vueltas a la promoción. No sabemos cómo comunicarla. Es algo complicado. Diriges una obra que luego se te escapa al control, algo parecido a lo que les ocurre a los spots. Y esto crea frustración”.

C.A.- ¿Qué es lo que hace que una película tenga éxito o sea un fracaso?

R.S.- “Cuantos más elementos hay en una película, más pueden fallar. Todos buscamos la verdad desde siempre. La historia del cine es eso. Si no transmites verdad es imposible llegar a la gente. En Que dios nos perdone me preocupaba mucho lo que pasaba detrás, con los figurantes. Te pueden joder la escena tranquilamente… El Reino, por ejemplo, tiene una escena de 9 minutos que está bien gracias a Antonio de la Torre, pero también porque los otros cuatro actores lo hacen bien. De hecho, es esa secuencia lo importante era lo que había detrás. Con esto quiero decir que lo importante no es que representes la verdad, sino que el público considere que eso es verdad”.

Tras proyectar una escena de El Renio, Sorogoyen narró cómo antes de rodar la película pidieron a varios políticos y periodistas su opinión sobre el guion. “Fue curioso. Cristina Cifuentes y Ana Pastor coincidieron en una cosa: se detuvieron en esta escena. La primera dijo que había poca tensión sexual y la segunda que había demasiada. Supongo que las dos han estado alguna vez en una situación similar”, comentó Sorogoyen.

Y añadió: “No metimos muchas escenas inicialmente previstas por lo inverosímiles que eran a pesar de que estaban basadas en realidades.  No olvidemos que Granados inauguró una prisión en la que un año después entró como preso. Estuvimos tentados de reproducirlo, pero al final no lo hicimos”.

C.A.- Hablemos de Madre. De la versión largometraje. ¿En qué fase se encuentra?

R.S.- “Estamos trabajando en el tráiler. Un tráiler muchas veces cuenta demasiado. Te cuenta casi toda la película”.

Tras proyectar una versión no definitiva del mismo, Sorogoyen le preguntó a Carlos del Amor: “¿Qué te ha parecido?” A lo que el periodista respondió: “Me transmite incomodidad”. Sorogoyen entonces cerró la entrevista con la siguiente reflexión: “Es absurdo querer incomodar al público. Supongo que no es lo que hay que hacer. Pero me resulta interesante remover al espectador en la butaca”.

#cdec2019

Play

Rodrigo Sorogoyen en el #cdec2019 | Kursaal San Sebastián 28 · 29 · 30 de marzo 2019

Comparte40 min

Rodrigo Sorogoyen

Rodrigo Sorogoyen en el #cdec2019 | Kursaal San Sebastián 28 · 29 · 30 de marzo 2019