The endless conversation.

“Las marcas no fomentan de modo real la interactividad entre ellas y los usuarios, se limitan a crear espacios de comunicación sin retorno en la respuesta”

Scroll

Ze Frank, programador, conferenciante y artista online, explicó sus inicios en la red mostrando el vídeo que envió como invitación de cumpleaños a sus amigos en 2001 y que lo catapultó a la fama. En cuatro días “llegué a tener más de un millón de visitas y a recibir cien mails cada cinco minutos”. La evolución vino por la creación de contenidos sencillos y, fundamentalmente, por “hacer partícipe al público en el proceso creativo”. Estas acciones, entre otras, fueron juegos como piedra, papel o tijera, animaciones activadas por la voz, o la generación de cientos de miles de fotografías.

Otra de las máximas es “la respuesta en tiempo real”; Frank explicó que las marcas no fomentan de modo real la interactividad entre ellas y los usuarios, se limitan a crear espacios de comunicación sin retorno en la respuesta.

Ahora hay muchas más personas participando en actividades creativas que en ningún momento de la historia, pero el deseo que poseen de comunicarse usando sus habilidades no suele ir ligado a sus destrezas reales. De ahí la importancia de dotarles de las herramientas adecuadas para el desarrollo de la comunicación, “debemos centrarnos en el desarrollo de las habilidades sociales”.