Una manera diferente de hacer creatividad.

Estudio de diseño profesional con un equipo creativo insólito: personas con síndrome de Down y autismo, que trabajan de forma integrada y absolutamente normalizada con jóvenes estudiantes de escuelas de diseño, ilustradores y directores de arte seniors. José María Batalla es el director creativo e impulsor de este proyecto que vio la luz en Barcelona en el año 2013.

Scroll

Las personas con síndrome de Down y las personas con autismo, suelen desarrollar, de forma inconsciente, enfoques menos obvios en cualquier planteamiento creativo. Es un pensamiento lateral, menos racional y diferente al pensamiento lógico tradicional. Una manera de pensar que no suele tenerse en cuenta.

“Este hecho, que para según que sectores profesionales puede suponer una desventaja”, aseguran desde la Casa de Carlota, “en el mundo creativo de las ideas, del diseño y la innovación, es una gran oportunidad, porque permite al resto de nuestro equipo, disponer de un gran número de ideas y nuevos modos de ver las cosas”.

La Casa de Carlota ha sido escogida por Forética como una de las mejores iniciativas sociales del año 2014, seleccionada como empresa ‘Incorpora’ por su labor social. Dos de sus trabajos han sido premiados en los premios internacionales Laus de diseño gráfico y comunicación visual. En 2014 la Fundación Aura la escogió como “Empresa con Aura” por su contribución a la inserción laboral de personas con discapacidad. Además, han recibido el premio internacional de la Fundación Corresponsables al mejor proyecto social del año 2016 (categoría Pymes).

Play

La Casa de Carlota | c de c 2017

Comparte43 min

La Casa de Carlota

La Casa de Carlota | c de c 2017